Si te has planteado adquirir una propiedad, debes conocer algunos aspectos de la nueva ley de crédito hipotecario, ya que te va a influir de primera mano. 

La LCH (Ley de Crédito Hipotecario) entró en vigor el 16 de Junio de 2019, aplicando nuevos cambios simplemente para proteger al consumidor y fomentar la transparencia del sector financiero (los bancos). 

Los puntos más importantes a tener en cuenta son: 

  • Todos los gastos de la constitución de la hipoteca corren por cuenta de la Entidad Bancaria, exceptuando la tasación. (Quiere decir que, Notaría, registro, gestoría, AJD son abonados por la Entidad Bancaria)

  • Una vez el cliente firme la FEIN (Ficha Europea de Información Normalizada), comenzará un periodo de 10 días, durante los cuales todas las personas que hayan solicitado el préstamo y figuren en él  (titulares y avalistas) deben acudir a la notaria cuando se les llame. Allí, el notario les realizará un asesoramiento personalizado y les volverá a explicar todas las condiciones hipotecarias. Una vez el notario se haya cerciorado de que todo está completamente entendido y que todos los intervinientes son capaces, levantará un acta. A partir de ese día, con el acta positiva del notario, ya se podrá firmar la escritura de hipoteca, y por lo tanto la escritura de compra-venta del inmueble. (FEIN= documento vinculante para la entidad durante 14 días donde se recogen las condiciones personalizadas del préstamo)
  • La nueva ley regula las comisiones, permite cambiar la hipoteca de tipo variable a fijo en cualquier comento y obliga a las entidades a presentar la oferta hipotecaria con productos combinados y sin combinación, para que el cliente pueda comparar y decidir libremente.

Estos son los 3 principales aspectos a tener en cuenta  de la nueva Ley. Sin embargo, la nueva Ley, lleva de cabeza a todas las Entidades, debido a los grandes cambios realizados. Ahora deben adaptar todos sus productos, seguros, procesos de hipoteca, documentación, etc. Lo cual les provoca un estrés realmente grande. Por eso, te aconsejamos que te dejes asesorar por nuestro departamento financiero, el cual te orientará de la mejor manera posible y te guiará durante todo el proceso como si fuera uno más.